Foro de América Central y República Dominicana por la Transparencia

logo foro de transparencia en América CentralEl  Foro de América Central y República Dominicana por la Transparencia, ahora en su tercera edición, reunirá esta semana en Honduras a representantes del gobierno, sector privado, y sociedad civil quienes coordinaran las medidas necesarias para erradicar la corrupción en la región.  Este año, el Foro se centrará en algunos de los principales desafíos y prioridades de la región que actualmente enfrenta diversos problemas provocados por la corrupción, el Foro ofrece  una  oportunidad a los representantes de todos los sectores de la sociedad de intercambiar experiencias y de discutir asuntos relevantes, retos y oportunidades.

 Tomado de Transparency.org

En los países de América Central y Republica Dominicana, la corrupción continúa afectando el día a día de millones de personas de maneras muy distintas, desde sobornos menores a la pérdida de credibilidad en las instituciones públicas y al temor a delitos violentos. La corrupción es uno de los principales obstáculos que se encuentran en el camino hacia la democratización, respeto de los derechos humanos, reducción de la pobreza, los niveles de desigualdad y le mejora de la seguridad. Para poder avanzar en la región, la corrupción tiene que ser abordada mediante el trabajo conjunto en todas las áreas.

Por lo tanto, el Foro de este año se centrará en algunos de los principales desafíos y prioridades de la región especialmente seguridad, uso de fondos públicos, y desarrollo social.

Seguridad, crimen organizado y corrupción

El crimen organizado, que es más visible a través de la influencia del tráfico de drogas en América Central, afecta la vida cotidiana de las personas en la región. 71 por ciento de centroamericanos señala la delincuencia como la principal amenaza para su bienestar. En América Centra se encuentra el país con más violencia en el mundo. En Honduras se contabilizan 92 muertes violentas por cada 100,000 habitantes.

La relación entre el crimen organizado y la corrupción es sencilla: las redes criminales utilizan la corrupción para llevar a cabo sus actividades ilegales, así como para evitar su investigación y enjuiciamiento. Al mismo tiempo, los altos niveles de corrupción en las fuerzas de seguridad y la policía impide responder con eficacia a la delincuencia en algunos países. En República Dominicana, por ejemplo,  70 por ciento declaró que la policía estaba directamente relacionada con grupos delictivos.

Esto no sólo produce al deterioro de la seguridad, sino también crea un clima de miedo y falta de confianza  en las instituciones publicas encargadas de velar por la seguridad de los ciudadanos. 

Es necesario que se encuentren soluciones reales y concretas a este problema. El Foro de este año tratará de contribuir con avances para la región, poniendo sobre la mesa los enfoques transversales de transparencia en las instituciones de seguridad pública.

El uso adecuado de los recursos públicos

En el foro de hablara de otro de los desafíos clave en la región: el mal uso de los recursos públicos. Para reducir los riesgos de la mala administración y la mala gestión de las finanzas públicas, la asignación transparente de los recursos públicos es clave y por lo tanto un factor para el cumplimiento de  las convenciones internacionales contra la corrupción.

Si cualquier gobierno nacional o local no maneja recursos públicos de manera transparente, no puede garantizar una distribución justa de los mismos. Los ciudadanos deben ser capaces de exigir cuentas a sus gobiernos electos. Cuando esto falla, se desestabiliza las sociedades. Los ciudadanos, en especial los grupos desfavorecidos, se ven obligados a renunciar a su calidad de vida y a sus derechos sociales.

Para evitar el mal manejo presupuestal en América Central y la República Dominicana, deben promoverse gobiernos más abiertos. La transparencia y rendición de cuentas también tienen que ser fortalecidas a través, por ejemplo, ejercicios de participación ciudadana.

Desarrollo social

Durante el Tercer Foro también se discutirá el cómo la corrupción afecta los programas sociales , así como los niveles de desarrollo en las poblaciones en su conjunto. El buen gobierno es fundamental para el desarrollo efectivo, obstaculizar la corrupción y  hacer progresos en la erradicación de la pobreza, mejorar los niveles de bienestar y reducir la desigualdad.

Es evidente por qué es de vital importancia que los esfuerzos de desarrollo no se vean obstaculizadas por la corrupción cuando se mira en las tasas de pobreza en la región. Honduras tiene la tasa más alta de pobreza con el  67 por ciento de su población viviendo en la pobreza en comparación con una tasa general de pobreza del 31,4 por ciento en América Latina y el Caribe en su conjunto.

Es ampliamente reconocido que los altos niveles de educación  y  salud  pueden ayudar a sacar a la gente de la pobreza. Es por ello por qué América Latina se ha visto una proliferación de gasto público social en la última década que vincula los pagos en efectivo a los servicios de educación y salud. Sin embargo, estos programas sociales a menudo carecen de transparencia efectiva, la rendición de cuentas y mecanismos de participación. La lucha contra la corrupción es un requisito previo para garantizar un mayor grado de desarrollo en las sociedades centroamericanas.